lunes, 11 de mayo de 2009

Arquitectura Popular en Bogotá

Fachadas confrontación con la ciudad.
Video de recorrido por la localidad de Bosa
http://www.youtube.com/watch?v=h6RUQ0P9UVE
Parte 2:
http://www.youtube.com/watch?v=0p8cGJ1fjv0





La fachada es la caratula del libro que contiene la forma como ha sido escrita la mayor parte de Bogotá, un texto en cuatro dimensiones que nos narra la apropiación del espacio a través del tiempo por escritores anónimos con todos sus equivocaciones y aciertos, una suma de narrativas empíricas que ha sido poco tocada por plumas acreditadas, y que cuando se ha hecho el resultado en cantidad alarmante se limita a introducir figuras que no tienen nada que ver con la ciudad en la que se escriben.
Conformacion irregular desde la forma del lote hasta el desarrollo en altura, entre más alto más afuera.
video
Esta caratula está hecha de materiales determinados sobre todo por la disposición de recursos para conseguirlos (lata, tablas, bloques, ladrillo, piedra, vidrio, etc।) La expresión de singularidad o de identificar entre las demás a la propia casa, las referencias culturales de los constructores, que van desde la elección de materiales que la hagan ver solida (aun cuando la manera en que la hagan no sea la más adecuada) hasta la declaración de religiosidad que son los altares con figuras religiosas incrustadas, y que se plasman en la parte que todo el mundo puede ver de la casa por lo que tienen un sentido altamente comunicativo y convierten la fachada en un gran pancarta, su sentido de estética determinado sobre todo por lo que "combina" o "hace juego", en la mayoría de los casos la fachada total de la casa resulta de la suma de las de cada piso, por el mismo carácter progresivo de su construcción donde no se piensa como un todo desde el principio, sino que teniendo una idea general se va trabajando paso a paso hasta un punto indeterminado donde se considera completa la casa, esto es notorio en la diferencia de dimensiones de vanos, los diferentes tipos de materiales o colores utilizados y la salida de la placa de entre piso sobre la calle según el nivel, que entre más alto más afuera, respondiendo a una lógica en la que cada piso no es la continuación del anterior, sino algo que se construye encima y de alguna manera se van amontonando। Lo que nos deja claro que la noción de casa está bastante indeterminada en varios aspectos, y no es progresiva en el sentido único de construirse por etapas, sino que se planea conforme se construye, es decir no se arranca con una idea completa que se hace por etapas, sino con algo muy general que empieza tratando de suplir lo básico para cubrir la cabeza, y conforme aparecen recursos estos espacios se van ampliando para satisfacer unos ideales culturales sobre como es la mejor forma de vivir, y esta forma incluye dos aspectos básicos como son la futura adquisición de un automóvil, un espacio para algún tipo de comercio y/o el alquiler para vivienda। Este desarrollo contrasta con ejemplos de vivienda tradicional donde la fachada es una imagen universal que desde el principio está claramente definida y que representa la noción de casa mejor que cualquier otro aspecto, este desarrollo tiene un sentido "explosivo" es decir va de adentro hacia afuera, ya que aunque exista alguna idea de cerramiento esta no es lo bastante fuerte como para resistir la sucesiva aparición de espacios que determinan el aspecto final, en términos de continuidad en fachada y altura de la edificacion.
Juegos en fachadas, salidas y retrocesos:
video




La búsqueda de marcar diferencia con respecto al vecino, produce que las fachadas no sean exactamente iguales, que la homogeneidad no sea aplastante, pero no es una diferencia de fondo ni un mosaico de cosas sin relación, puesto que nadie se puede librar de las formas de hacer las cosas que la sociedad en que vive lo ha enseñado, o por lo menos no sin un gran esfuerzo consciente y como muchos otros aspectos, el acto de construir se hace con una importante carga de inercia, donde se hacen los espacios de la misma manera que ha visto durante toda su vida, y la variación entra en mayor o menor medida por referentes que ha podido conocer por medios gráficos o por una corta estancia en esos espacios, que no es suficiente para entenderlos, y que trata de acomodar (apropiar de alguna manera) a las técnicas constructivas que conoce y a la definición de uso que tiene, lo que desemboca en que la más de las veces esa innovación se limite a la aparición de algunos elementos desarticulados o con la sensación de que algo falta, o estar fuera de sitio। Todas esas contradicciones se repiten de diferentes maneras pero por las mismas causas, y la razón principal es que aunque haya un intento de hacer algo "distinto", todas las personas que han construido en estos barrios tienen una cultura común, es decir pertenecen a zonas del país con características similares en cuanto a clima y costumbres, y con la oferta de materiales para construcción popular tan homogénea, ofrecen soluciones constructivas idénticas en lo fundamental, así que las diferencias resultantes están más en lo ornamental que en lo espacial, y en lo estructural se parte de una forma básica que se "hace servir" para espacios de diferentes características, es decir el método con el que se construye una habitación, es casi invariablemente el mismo con el que se hace una bodega para una industria mediana, como reciclaje, carpintería, etc.

Ventanas y muro, diferencia de vanos.
video

ZONIFICACION VERTICAL





La fachada bien observada nos da un libro abierto sobre cómo se concibe la casa y su marcada zonificación vertical, esta lectura es más fácil en las viviendas que por su altura y siguiendo la lógica popular de construcción están más "terminadas", en primera instancia la zona publica donde se encuentra el local comercial función que es obvia por su contacto directo con la calle*,contacto reciproco ya que no solo se aprovecha de la calle como flujo de personas sino que sumado a los otros espacios similares le da carácter a esta। Esta zona varía en altura según se trate de comercio liviano es decir tiendas de abarrotes, papelerías, locales de internet, etc. Actividades más pesadas como talleres de ornamentación, carpintería o comercio más intensivo usualmente se manifiestan en espacios de mayor altura, compartiendo este nivel con un garaje. Es usual que el primer nivel se adecue para actividades como el almacenaje y tratamiento de reciclaje, talleres automotores, u otros usos de industria que convierten a la construcción en un hibrido, que en realidad tiene dos ámbitos separados, la zona de trabajo en el nivel inferior y una vivienda que se posa sobre él, que puede o no estar relacionada directamente con lo que pasa abajo, o sea el nivel bajo puede ser un alquiler simplemente, o ser el espacio de trabajo de quien vive arriba. En este nivel aparece la miscelánea de puertas desde la sencilla para ingresar a la casa (o a las escaleras) hasta el gran portón que toma el papel de fachada móvil, que cambia según la hora y el día, con la aparición de accesorios como barandillas, para permitir comunicación visual directa con el interior con alguna clase de control de el acceso, cubículos o portezuelas de vidrio en consultorios médicos o afines, rampas móviles para el rápido acceso de vehículos, mobiliario de cafeterías etc. Es una arquitectura dinámica.
*Tomando la calle en el sentido amplio, como lugar urbano utilizado por personas y no por autos solamente, de recorrido y peregrinación, donde pasan muchas cosas más allá del mero conector entre partida y destino।
Desarrollo en altura
video
El segundo piso es por regla general controlado por un par de ventanas o una ventana dividida en dos, con una gama de juegos de ornamentación, pero que en la mayoría se definen por dos hojas pequeñas abatibles y un panel grande de vidrio fijo, y que alternan en su espacio interior bien sea habitaciones, o el juego de sala comedor (nunca una cocina) y que es el sello más notorio de que aunque se rehúsen a construir lo mismo que su vecino terminan haciéndolo। Como este nivel está dedicado al espacio de vivienda propiamente dicho, presenta un relación conflictiva entre; la forma y dimensiones del lote tipo medianero, la idea de que cada espacio tiene que estar completamente cerrado y definido de forma contundente, que esto solo se logra por un muro con una única abertura para acceder a el espacio, y por último el afán de arrendar que determina que hay que aprovechar cada metro cuadrado para construir una placa y hacer mas habitaciones, lo que condena a los espacios que no tienen acceso a la fachada a ser muy oscuros y poco ventilados situación que cuando se intenta remediar da origen a vacios, tragaluces, celosías de vidrio, ventanas en el muro de culata cuando no hay otra casa aún que interfiera (lo que es bastante provisional y conflictivo con el tiempo), etc. Aparece el balcón como variante de este patrón, como prolongación del espacio interior utilizado muchas veces para atender al que llama a la puerta, representado por la baranda. En casos de una gran influencia del comercio, disparada por la cercanía de equipamientos como colegios, centros comerciales, centros de salud e iglesias el segundo piso alberga locales de juego, billares generalmente, y diversas actividades que en el inconsciente colectivo es mejor hacer fuera de la mirada de todos, o que no se hacen todos los días, como discotecas por ejemplo, en donde el acto de cambiar de nivel implica una caracterización especial de esa actividad, le da una cierta jerarquía si se quiere. La curva y los retrocesos de planos son los recursos mas usados en la busqueda de singularidad.
video

Los niveles superiores donde se "termina" la vivienda corresponden a varias clases de terraza que en la mayoría de las situaciones es una placa con antepecho en espera de algún dinero para seguir construyendo que desempeña el papel de patio de ropas, no es tampoco extraño encontrar casas prefabricadas sobre este nivel como una autentico amontonamiento de viviendas. Para saber si se considera realmente como ultimo nivel se deben buscar características como; la aparición de barandas, asadores pequeños para fin de semana, escaleras a la vista generalmente metálicas en contraposición de las monolíticas de toda la casa que están encerradas entre muros, cambios en el baldosín, o cerramientos livianos como enramadas, que buscan liberar el espacio, hacer de la planta un solo lugar en términos de que no hay muros interiores y pesados, comunicación directa con el cielo, búsqueda de una visual diferente, más amplia y controlada del entorno, elementos todos estos asociados a la idea de ocio y fin de semana para tomar distancia de lo cotidiano y tratar de dar un espacio diferente, una necesidad de escapar un rato.
Perfil de la calle, diferencias de altura en cada nivel:

Perfil irregular, no se mantiene la misma altura en todos los niveles, diferentes actividades con diferentes espacios.
video


Concepcion de la estructura, nivel superior
video

Desarrollo en el tiempo, los espacios se su perponen, con alguna relacion pero no son un conjunto solido.
video

CONTRAPORTADA
La contraposición a la fachada, la culata o muro ciego nos da un testimonio principalmente del déficit en cuanto a estructura y métodos constructivos, el sistema aporticado es el predominante absoluto en la vivienda de desarrollo progresivo en teoría porque la realidad nos muestra una colección de columnas y vigas inconexas, que empiezan en cualquier sitio y con dimensiones muy variadas apuñaladas por todo tipo de instalaciones y tuberías, o ausencia en lugares críticos que son testimonio del desconocimiento y descuido en su construcción y que terminan dando una seguridad sicológica por su sola presencia, pero en realidad no hacen nada. Lo importante para el que construye es el numero de columnas no hay un sistema verdadero sino un conjunto de individualidades, los muros no se construyen con bloques o ladrillos sino que se rellenan con ellos, estos materiales están anclados en la vivienda popular por la relación de que pesado significa resistente. Los muros ciegos no ven pero nos dejan testimonios como grietas y resanes, instalaciones empíricas abriéndose paso a través del muro, intentos de ventilación y lo más preocupante el anuncio de que la mayor parte de la ciudad espera la escusa de un temblor para venirse abajo.

Existe un problema de comunicación en la ciudad cuando los equipamientos aparecen mucho después que las viviendas, perfiles urbanos sin consolidación, una irregularidad a raíz de que el planteamiento de espacio público corta justamente por su lado más vulnerable a estas construcciones, que han crecido siendo medianeras y que con el pasar del tiempo empiezan a responder de cualquier manera a este nuevo lugar, donde el primer piso no sufre mayor cambio, pero en altura aparecen ventanas y agujeros de varios tipos, lentamente empieza a ver una adaptación pero no deja de ser una zona de conflicto। El choque entre espacio público y culata produce casas discapacitadas, con muros ciegos, sordos y mudos, no dejan ver ni oír lo que está afuera y por tanto no pueden hablar con su entorno, lo que a larga crea vecindarios autistas donde se teme al parque y se le ve como un lugar agresivo que no pertenece a la comunidad y en el que a partir de ciertas horas solo se encuentran delincuentes, un resultado de que la vivienda vaya por un lado y lo urbano por el otro. Parque que choca con la espalda de la vivienda.
video
Con el tiempo la construccion se transforma, reacciona de alguna manera.
video

video
La solucion de las agrupasiones de vivienda diseñadas, ha sido muy limitada respondiendo a nececidades internas y aislandose de la ciudad circundante en detrimento del espacio de la calle, pretende ser algo nuevo y autosuficiente, no lo logra y enferma el sector donde aparece, no se preocupa por dar espacio verdadero ala comunidad, y ademas se acomoda en la percepcion del ciudadano como la solucion mas adecuada, haciendolo olvidar el valor de la ciudad abierta, impponiendo un modelo que nada tiene que ver con el,donde todo se desarrolla en espacios iguales que valen lo mismo, y muchas actividades de la ciudad abierta no tienen cabida aqui, el espacio publico desaparece casi por completo y se limita a intervenciones puntuales, con enormes zonas muertas entre ellas. Estan lejos estas soluciones de articular la vivienda con lo publico y por el contrario niengan el espacio de vida de la ciudad a la que deberian pertenecer.
La respuesta que los conjuntos multifamiliares se empeñan en repetir
video


video

video

jueves, 22 de enero de 2009

Elogio de la luz

Elogio a la luz es un documental de TVE, que a lo largo de sus doce capítulos presenta el trabajo de un arquitecto o grupo de arquitectos, a la vez que presenta a los protagonistas como personas completas, sirviéndose de reseñas biográficas e influencias de cada uno. Todos los arquitectos son españoles o en el caso de Alvaro Siza con una presencia importante en este país.
Las imágenes que publico pueden no ser las más representativas de cada proyecto pero son las que me producen unas emociones más amplias, y creo muestran diversos tratamientos de ese material universal que es la luz con un manejo de texturas en diferentes escalas.

Capitulo 1 Rafael Moneo

1 http://www.megaupload.com/?d=91UMCBHV
2 http://www.megaupload.com/?d=CZ2S9NYR
3 http://www.megaupload.com/?d=R9K7TL18
4 http://www.megaupload.com/?d=YSX3HSO4

Capitulo 2 0scar Tusques

1 http://www.megaupload.com/?d=1NI40VE1
2 http://www.megaupload.com/?d=KPQP0Q4F
3 http://www.megaupload.com/?d=MWY4THK4

Capitulo 3 Alberto Campo Baeza

1 http://www.megaupload.com/?d=D0GWC2JJ
2 http://www.megaupload.com/?d=Y72N0MAI

Capitulo 4 Jose Antonio Corrales

1 http://www.megaupload.com/?d=OI9J0V5E
2 http://www.megaupload.com/?d=NPH9S4D2
3 http://www.megaupload.com/?d=8J4TP76C

Capitulo 5 Alvaro Siza

1 http://www.megaupload.com/?d=DMZKJV8J
2 http://www.megaupload.com/?d=FXJ3R93F
3 http://www.megaupload.com/?d=AM6RU60U

Capitulo 6 Dolores Alonso


1 http://www.megaupload.com/?d=8UYFYKTM
2 http://www.megaupload.com/?d=GU28B6IB
3 http://www.megaupload.com/?d=KNRVZ5BA

Capitulo 7 Cesar Portela


1 http://www.megaupload.com/?d=5XHQPDDV
2 http://www.megaupload.com/?d=VU04XRMC
3 http://www.megaupload.com/?d=5O7QM7RP
4 http://www.megaupload.com/?d=IDPYME3G

Capitulo 8 Oriol Bohigas



1 http://www.megaupload.com/?d=ATF5TSJU
2 http://www.megaupload.com/?d=QW5WOUVQ
3 http://www.megaupload.com/?d=9DHGI3SX
4 http://www.megaupload.com/?d=WE2B3DS0

Capitulo 9 Juan Navarro



1 http://www.megaupload.com/?d=S4ZYDBBZ
2 http://www.megaupload.com/?d=M254I2IE
3 http://www.megaupload.com/?d=2B5AA9RE

Capitulo 10 Cruz y Ortiz


1 http://www.megaupload.com/?d=RL9HJKSC
2 http://www.megaupload.com/?d=4PQKM4BE
3 http://www.megaupload.com/?d=PUSX64AM
Capitulo 11 Luis Pena Ganchegui

1 http://www.megaupload.com/?d=PUBBQ3RZ
2 http://www.megaupload.com/?d=7XWC53LH
3 http://www.megaupload.com/?d=D4U7QHKT

Capitulo 12 Alejandro Zaera



1 http://www.megaupload.com/?d=1IPNLQ8D
2 http://www.megaupload.com/?d=2P3OPBTF

viernes, 9 de enero de 2009

Cicatriz de ciudad


Cada vez que se enfrentan en el escenario urbano la idea de seguridad y la necesidad de compartir espacios, la primera suele ser la vencedora y condena a la ciudad a convertirse en una sucesión de jaulas.

La reja se ha instalado como la solución más obvia para que la casa y su espacio circundante gocen de seguridad. Pero todo este planteamiento espacial es fruto de una cadena de asociaciones erróneas de ideas preconcebidas fruto de esa inercia cultural de la mayoría de personas.

Seguridad asociada a aislamiento, que da la sensación de control donde lo que se busca es disminuir lo más posible los elementos de la ciudad, hacer que nada pase para sentirse protegido.

La paranoia persigue hasta la escala más intima, aparecen rejas en ventanas de apartamentos rodeados por rejas que encierran un bloque, situado a su vez en el interior de un conjunto igualmente enclaustrado por un riel metálico.

El espacio de la calle abortado entre la colección de metales, se convierte en territorio de nadie , desprovisto de escala que es incomodo para transitar por lo homogéneo e indistinto que resulta y sobre todo por lo inseguro que se torna ya que al ser despojado de cualidades espaciales se convierte en un lugar de residuo, ni siquiera como el monstruo del Dr. frankeinsten hecho de las partes de cuerpos diferentes, ya que se conforma de la misma parte que le sobra a diferentes espacios, (lo que quedo al otro lado de la reja o el muro) pretender obtener una autentica calle de calidad de esta manera es como querer darle vida a algo hecho solo de piernas, no se llega a conformar algo con carácter diferente sino a una continuidad exagerada.

Una arquitectura residencial acumulativa, porque reúne en poco espacio varias habitaciones individuales, pero bastante lejos de ser colectiva, al no ofrecer respuestas adecuadas para la vida comunal, no dialogar con equipamientos en diferentes escalas, donde las aréas comunes solo juegan el papel de avisar que falta poco para llegar a casa y encerrarse (por la misma razón que en la escala del barrio no se ofrece nada), y que como continuación de la idea que maneja la ciudad en su conjunto, lo importante es el automóvil y no el ciudadano y lo que evita que se llegue con el carro hasta la entrada de la casa es que esta queda en el tercer piso o que el parqueadero está ya muy lleno.

Es tan evidente la falta de diseño de estas áreas que es difícil no asegurar que el objetivo de la reja es mantener fuera a la persona para que no lo note.

Lo conflictivo de la experiencia urbana de la gran mayoría de personas que es una sumatoria de diferentes problemas de distinta clase, que van desde el mal funcionamiento del tránsito, lo evidente de la descomposición social de gran parte de la ciudad, el desacuerdo con medidas gubernamentales, hasta problemas de convivencia con otros ciudadanos, hace que la contundente asociación entre reja y protección sea la solución por antonomasia a la búsqueda de intimidad natural de cada quien. En últimas lo que se busca es estar aislado más que seguro, aislado de esa ciudad sin diseño que lo agrede.

En un mayor acercamiento a la escala de la persona, varias veces se ha visto que la segur.

Donde debería haber tejido vivo y sano de ciudad aparece un espacio sin vida que descose lo urbano.

Se vive en espacios que nos reflejan o que tratan de hacernos vivir, una población huraña que cree que estar apartado se plasma a la vez en una arquitectura que se encierra sobre sí misma y que envidiosa no comparte con la ciudad nada especial y a la vez no se entera de la vida que esta le comunica, que yendo más allá, al multiplicarse se convierten en una enfermedad que genera zonas muertas en la ciudad.

La barrera que aparece entre ciudad ciudadano debe franquearse, que se integren por fin y se deje esa relación sumatoria en que una ciudad es ciudad porque en ella vive mucha gente y no por lo que le ofrece a la persona, debe ser tejido vivo y no un montón de partes unidas por cicatrices.

lunes, 25 de agosto de 2008

LA CALLE ESPERANDO SU ESPACIO

En el transcurso de la historia, la calle ha sido el cuerpo y el alma la actividad, mas allá de ser un espacio entre dos lugares, desempeño el papel de lugar de concentración común, donde se llevaban a cabo un numero indeterminado de actividades igualmente indeterminadas, muchos usos de distinta clase.


El comercio que denominámos informal o ambulante por ejemplo, se realizaba en la calle no por inexistencia de un lugar para el, sino por que la calle era el escenario natural para el, así como para procesiones, festejos, eventos políticos, etc. Transcendiendo del carácter de corredor entre origen y destino, en el que se tiene hoy día, era una calle que demostraba (y mostraba además) que la ciudad esta construida por más de dos sitios, que es un lugar enriquecido por la sucesión de espacios, en el que al transitarlo se participa de la vida interna-externa de la ciudad y se puede escuchar su mundanal ruido.
El pensar en la calle exclusivamente para optimizar el tiempo de recorrido de los medios de transporte, se ha convertido en un prejuicio que paradójicamente afecta la comunicación al reducir al mínimo la oportunidad de relacionarse con alguien tanto en tiempo como en espacio, que la convierte en un elemento indistinto en cualquier lugar, difícil de apropiar sino es que agresivo para el ciudadano de a pie y que hace cierto el que si se conoce una calle se conocen todas.
El gran problema reside en cambiar la herencia de la calle (sus cualidades espaciales, su oportunidad de darnos a conocer la ciudad) por el espacio del automóvil (ya sea el transporte publico y más el particular) que interiormente sigue siendo demasiado impersonal muy próximo aun al ascensor, como para sentirse cómodo al abordar a alguien, resultando más fácil aislarse y esperar que transcurra el tiempo, mientras que en segundo plano nos da una experiencia de la ciudad demasiado acelerada sin lugar para el detalle, lo que hace pasar casi desapercibida la ciudad en la que muchas veces solo nos queda el registro de lo malo, mal estado de la vía, atascos del transito, etc. Crea una idea conflictiva de lo urbano que aleja a la persona y no permite apropiarse de su ciudad.


La presencia del gobierno se confunde con prohibición y restricción de usos, con limitar para que se debe utilizar el espacio por parte de las personas, esta asociación de que prohibir es la solución, se justifica en los problemas de uso del espacio publico que resulta insuficiente para permitir movilidad y usos estacionarios al mismo tiempo y resulta más fácil obligar a utilizar para una sola cosa la calle, cuando la responsabilidad del gobierno es dar respuesta a las necesidades del ciudadano, saber que es lo que le hace falta, y proveer espacios en los que se desarrollen las dimensiones de la vida urbana.
El anden queda relevado a una zona de seguridad que protege el paramento del trafico vehicular, trata de aplicar una lógica similar a la del automóvil, para el recorrido de las personas es decir ir de aquí para allá sin oportunidad de detenerse o desviarse, donde lo que no encaja en ese esquema no tiene espacio y es perseguido, pero como de todas maneras se va a presentar entonces aparece el conflicto entre el uso y el espacio, y en ultima instancia la calle no responde bien a la mixtura de usos y la solución común es restringir, pretendiendo decidir para que se debe utilizar la calle, que es legitimo y que pasa a ser mal visto.
Con el mismo afán con que se interviene la ciudad para darle espacio a los sistemas masivos de transporte o con el fin de darle mantenimiento a las redes de servicio, si se puede abrir espacio para el automóvil y hacer autopistas, debería con mayor razón tener espacios para autenticas calles. Hay que recuperar la calle que tiene el lugar para lo temporal y lo periódico, lo importante es la conformación del espacio más que lo construido, que permite el elemento de sorpresa y movimiento en el espacio urbano, las calles donde aparecen tendidos, ferias, mercados de fin de semana, que no son iguales de día que de noche, que cambian con los días de la semana, esas calles productivas reclaman su espacio, que es permeable de la abundante actividad productiva económica realizada en las casas que la rodean (talleres mecánicos, orfebrerías, trabajo de tejidos, depósitos de construcción, carpinterías etc.) Calles que unen la ciudad la tejen, fomentan el encuentro y no la dividen ni aíslan. Hay que recuperar la calle apropiada por la gente, que esta utilizada, en la que puede producir, con cualidades que varían de lugar en lugar, que se puede reconocer y reconoce la parte de la ciudad donde esta y dialoga con ella dándole lo que necesita siendo una muestra de gobernabilidad, en la que en ultimas hay personas y no esta vacía y lista para usar solo por el transeúnte ocasional, la calle únicamente para el vehículo es poco flexible, reconocer estos fenómenos y potencializarlos es la intervención que necesita para curar la arterioesclerosis de la ciudad.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Ciudad de culto

Por las venas de nuestras ciudades corre religiosidad, que las revitaliza, que nos recuerda su historia y muestra que la manera como se congregaron las primeras poblaciones en América latina siguen vigentes, y que están subvaloradas, tienden a negarse o verse como algo arcaico que debe ser olvidado. Pero la manifestaciones de esta intensa religiosidad del latinoamericano, diferencian y caracterizan nuestras ciudades, como todo en estas latitudes es fruto del mestizaje de los tres grandes grupos raciales que nos conforman, y que a pesar de que las religiones en general sean reevaluadas constantemente sobre rodo por los mas jóvenes, su marca tanto cultural como espacial es de una fuerza que seria perjudicial desconocer.
La noción del culto como elemento de congregación, define la percepción que del espacio de la ciudad tienen las personas por estar vinculada a la esfera profundamente arraigada de lo espiritual, que refuerza la apropiación del lugar y da un significado diferente al de otros espacios que también reúnen grandes cantidades de personas.
Logran hacer de los espacios urbanos lugares queridos, apreciados por los feligreses, despiertan el deseo de cuidar esa parte de la ciudad más que otras que les resultan más necesarias en la vida diaria, pero que para ellos son mucho menos importantes.
El recorrido revitalizado por la idea de peregrinaje, se convierte en una vivencia espacial entre el lugar de vivienda y el espacio de connotación sagrada que tan marcadamente es diferenciado en el imaginario de la persona creyente. Es un desplazamiento que se llena de hitos, de lugares importantes ligados a recuerdos y necesidades que revitalizan la ciudad, dan un elemento de unión e interacción entre desconocidos con gran facilidad, resultado de la unión entre vivencia física y vivencia mental, es decir de tener un espacio donde realizar acciones que identifiquen con la idea de rito religioso, por ejemplo dándole importancia a realizar el recorrido a pie, por vincularlo con la idea de sacrificio como preparación para ser mas dignos del acto religioso.
No es gratuita la aparición de mercados de fin de semana, en los lugares adyacentes a las iglesias, su potencial se encuentra en que es una actividad familiar profundamente arraigada culturalmente que en la mayoría produce un estado de confort al momento de terminar porque es un elemento de división del tiempo en escala semanal, que es indeterminado como comienzo o fin, pero que seguro es un suceso diferente en un trascurrir mas o menos rutinario, que resulta propicio para actividades igualmente fuera de lo cotidiano y que por tanto reclaman un espacio diferente para llevarse a cabo, espacios con una fuerte relación entre el interior y el exterior que representa la transición entre lo divino y lo mundano, entre un lugar donde aislarse o buscar refugio de las preocupaciones del día a día.
La fuerza del sentir religioso incluso abre las puertas a una percepción auténticamente tridimensional de la ciudad, ya que obliga a recorrer a la persona una sucesión de espacios de distintas dimensiones (una variación de anchos, largos y altos que de otra forma no viviría o pasaría desapercibidos), lo contrasta con texturas que no son usuales, le muestra usos del material que no esta acostumbrado a ver (porque no tiene oportunidad de entrar en las edificaciones representativas del gobierno, y la arquitectura de los equipamientos le ofrece un aspecto repetitivo al que siente extraño pues no siente como suyo) y en ciudades donde la regla es lo plano y lo que esta mas o menos a la misma altura, le muestra que se puede subir o bajar, que las cosas no son igual de altas siempre y que no necesita de muros para definir un espacio concreto y diferenciado de lo que le rodea.
Se cumple con los actos religiosos con carácter diferente y mas intenso por ejemplo que cuando se pagan recibos, se va a trabajar o a estudiar etc., su espacio tiene esa vida que comunica carácter, que hace notar la presencia de algo importante que pasa, valiéndose bien sea de las grandes e imponentes estructuras o de la sutileza del detalle y que se tiene que reconocer independientemente de la propia actitud hacia la religión. Que tiene la ventaja considerable, sobre cualquier otro suceso de la ciudad, de que es buscada intencionalmente como respuesta a una necesidad que no se satisface en cualquier lugar, por ejemplo comprar la leche para el desayuno es bastante fácil por la cantidad de sitios donde se puede conseguir y no se necesita mayor criterio para decidir, si lo que se necesita es escoger un sitio para el estudio primaran los colegios cercanos o los que ofrezcan una alternativa de transportes eficiente, pero para suplir la búsqueda cultural de religiosidad, participan factores como la cercanía, la experiencia previa (lo agradable que se haya pasado), la importancia del templo en la ciudad (el deseo de conocerlo) puntos en los que no se es consiente del todo cuando se escoge, ya que se termina actuando mas por inercia cultural (tendencia a hacer las cosas como se han hecho siempre) que por propia decisión según las circunstancias, prima lo subjetivo sobre lo objetivo a la ahora de decidir, situaciones que hacen que factores como las multitudes, la lejanía o dificultad de acceso o lo costoso del peregrinaje no sean vistos como obstáculos que desmotiven, si no como algo que por el contrario refuerza la mística de saciar el deseo del rito (lo especial que se cree tiene que ser el momento de culto y todo lo relacionado a el).

La identificación de la ciudad por la aglomeración de experiencias relacionadas con grandes centros de culto y su respectivo peregrinaje, la manera como interactúan con otras estructuras, no permiten pasar desapercibida a la ciudad en estos movimientos y debieran ser aprovechados para generar una conciencia sobre la ciudad como algo que participe de esta riqueza de actividades y no solo como ese lugar indeterminado entre la casa y el templo.
La fuerte presencia de templos en el entorno urbano, es ante todo un ejemplo de gobernabilidad en la ciudad, entendida como la capacidad de satisfacer las necesidades del individuo, que no tiene paralelo en ninguna otra presencia ni siquiera del estado. Es una forma eficaz de conjugar espacios con significado, de valorizar lo urbano en diversas escalas, de explorar lo contradictorio y lo que no parece lógico, pero que es en ultimas la forma de apropiación y reconocer el mundo mas común en la gente. Esa percepción intensamente religiosa de la ciudad es un ejemplo que el urbanismo debería tomar en cuenta como potencializado del espacio.